Cómo tratar la dermatitis atópica en los bebés

Si tu bebé sufre de dermatitis atópica has de saber que forma parte de ese casi 20% de niños que  la sufren, en mayor o menor grado, durante su infancia.

Suele aparecer cuando existe un desequilibrio entre las células de la piel y factores medioambientales como el frío, la humedad, el polvo, el sudor… Aunque también hay un componente hereditario decisivo.

Al no existir un tratamiento generalizado, cada niño deberá optar por una solución personalizada recomendada por el pediatra. (Paciencia, a veces se tarda con dar el tratamiento adecuado)
Por normal general, la dermatitis atópica viene acompañada de picores, y como es lógico, los niños se rascan produciéndose heridas que pueden llegar a infectarse.

No se puede predecir la mejoría de paciente pero los datos confirman que cerca del  50% de los casos iniciados en la lactancia, se curan hacia la edad de dos o tres años, y más del 90% en la pubertad.

¡20 consejos para tratarla y que sea lo menos molesta posible!

1. Si el niño es lactante, la madre puede retirar de su dieta la leche de vaca y sus derivados, así como los huevos durante dos o tres semanas. Si no se produce ningún cambio en las lesiones, se puede retomar la dieta normal.

2. Controlar el picor en todo caso para que el niño no sufra y no se rasque. El médico podrá asesorarle sobre el uso de antihistamínicos.

3. Mantener las uñas de los niños cortas y los más limpias posible para disminuir la probabilidad de infecciones e inflamaciones.

4. Evitar jabones perfumados y utilizar aceites limpiadores libres de jabón. Cambiar los pañales frecuentemente.

5. Hidratar la piel con cremas de vaselina y no utilizar colonias en la piel.

6. No bañar al niño con mucha frecuencia. Un baño al día es suficiente y mejor si es una ducha. De hecho, los niños pequeños pueden bañarse en días alternos. A la hora de secarlos no restregar con la toalla.

7. Utilizar en todo lo posible ropa blanca de algodón 100 por cien, especialmente la que está en contacto con la piel del paciente. Se debe evitar la lana o las fibras sintéticas como el nylon.

8. Lavar la ropa con jabones no irritantes y enjuagarla bien para eliminar cualquier resto de jabón.

9. Reducir las causas de sudoración como el exceso de ropa.

10. Evitar las temperaturas extremas siempre que sea posible. Los ambientes sobrecaldeados o demasiado fríos son perjudiciales para este tipo de pieles.

11. Evitar los cambios bruscos de temperatura.

12. Estar atentos a las infecciones secundarias que puedan producirse y tratarlas siguiendo los consejos del médico.

13. Eliminar las causas de estrés.

14. Facilitar el sueño nocturno y los periodos de descanso durante el día.

15. Cuando los niños son mayores se les puede distraer con actividades físicas y juegos para desviar la atención de la dermatitis.

16. Prevenir el uso de plastilina, tizas y colores de cera.

17. Evitar el contacto con personas que padezcan herpes simple.

18. Evitar el humo del tabaco.

19. Eliminar los alérgenos medioambientales y mantener la higiene restringiendo el uso de peluches o alfombras.

20. La exposición gradual al sol y al agua del mar es beneficiosa. Sin embargo, en caso de que supuración o infección hay que evitar la arena.

Comentarios

  • rocio dice:
    at 9:21 pm

    hola mi bebe tiene unas manchas blancas en la frente de k puden ser va hacer 3 meses muchas gracias

  • at 4:30 pm

    Muchas gracias por todos los consejos que nos ha dado, seguiré tus ideas a ver si mejora mi dermatitis porque me está llevando por el camino de la amargura

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comentario *




    Roche Diagnostics, S.L.U. (con domicilio en Avda. de la Generalitat 171-173, 08174 Sant Cugat del Vallès, Barcelona) podrá tratar los datos que nos proporcione en su solicitud, así como aquellos datos adicionales que se generen fruto de la misma, con el fin de gestionar la solicitud, servicio, consulta o adquisición que realiza; cumplir con nuestras obligaciones legales y/o regulatorias; en su caso, enviarle información sobre productos y/o servicios similares a los adquiridos o preguntarle sobre su experiencia y opinión, en base a nuestro interés legítimo; y únicamente, en caso que usted consienta, enviarle información sobre noticias, novedades sobre desarrollos de productos, formaciones y/o eventos que le puedan resultar de interés. Para obtener más información sobre cómo tratamos sus datos y cómo ejercer sus derechos, consulte nuestra política de privacidad.