tripa embarazada

Las últimas semanas del embarazo

Los cambios en la madre

En la recta final del embarazo, en torno a la semana 36ª, la mujer empieza a sentir molestias como una sensación desagradable en el pubis, retortijones, endurecimiento del abdomen, problemas para respirar… Estos dolores se producen normalmente porque el útero ha alcanzado su altura máxima y está presionando el estómago y los pulmones. Cuando se acerca la hora del parto estos síntomas disminuyen, la respiración mejora y la tripa de le embarazada desciende de manera notable porque el bebé ya está encajado en el canal del parto y el útero ya no presiona el diafragma. También es el momento en el que se empiezan a notar las contracciones de Braxton Hicks, que todavía no son las del momento del parto. Pero… ¿cuáles son los síntomas determinantes que indican que llega el momento de dar a luz?

  1.  La expulsión del tapón mucoso.
  2. La rotura de aguas.
  3. Las contracciones regulares y más fuertes.

 

Estos son los tres cambios que hay que observar en esas últimas semanas del período de gestación, desde la semana 37 a la 40. El tapón mucoso es grueso, amarillento y puede estar mezclado con sangre. Se trata de una protección que tiene el útero frente a infecciones y bacterias. Cuando se tiene alguna secreción hay que avisar al médico. Por otro lado, está la rotura de aguas o de membranas que algunas mujeres experimentan como una gran caída de agua y otras como un chorro pequeño pero continuo. Cuando se cree que se ha roto la bolsa o se están teniendo contracciones de forma regular es cuando hay que acudir al hospital. Finalmente, se producen durante las últimas semanas del embarazo las contracciones de Braxton Hicks que se pueden confundir con las verdaderas cuando son fuertes pero cuando llega el momento del parto la intensidad y la frecuencia aumenta.

El desarrollo del bebé

El bebé ya tiene el tamaño completo y está listo para nacer. Normalmente su longitud varía entre 48 y 53 centímetros y el peso entre los 3 y los 4,5 kilos. Dependerá del sexo ya que los niños suelen pesar más y ser más altos.

También es en este momento de la gestación cuando la vérnix, la grasa que recubre al bebé, desaparece en su mayoría quedando restos en los pliegues del cuerpo. Además, es muy probable que tenga el pelo y las uñas largas incluso pudiendo haberse arañado.

Visitar al médico

Aumenta la frecuencia con la que visita al médico para llevar un seguimiento de las contracciones de la madre y el estado del feto. Lo habitual es monitorizar todas las semanas y registrar los latidos del bebé y comprobar que se encuentre en buen estado.

Además, es posible que haya que realizar alguna prueba más como el estudio Doppler de los vasos umbilicales y cerebrales del feto.

Por último, si el parto se retrasa, puede ser que se fije un día de ingreso en el hospital para inducirlo.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *




Roche Diagnostics, S.L.U. (con domicilio en Avda. de la Generalitat 171-173, 08174 Sant Cugat del Vallès, Barcelona) podrá tratar los datos que nos proporcione en su solicitud, así como aquellos datos adicionales que se generen fruto de la misma, con el fin de gestionar la solicitud, servicio, consulta o adquisición que realiza; cumplir con nuestras obligaciones legales y/o regulatorias; en su caso, enviarle información sobre productos y/o servicios similares a los adquiridos o preguntarle sobre su experiencia y opinión, en base a nuestro interés legítimo; y únicamente, en caso que usted consienta, enviarle información sobre noticias, novedades sobre desarrollos de productos, formaciones y/o eventos que le puedan resultar de interés. Para obtener más información sobre cómo tratamos sus datos y cómo ejercer sus derechos, consulte nuestra política de privacidad.