enfermedad-boca-mano-pie

El virus de la enfermedad boca-mano-pie

Esta enfermedad se da principalmente en niños que asisten a guarderías o colegios ya que se trata de una enfermedad infecciosa de origen viral y se manifiesta en la piel, como la varicela por ejemplo.

¿Cómo se manifiesta la enfermedad de boca-mano-pie?

Una vez el virus ha entrado en el organismo se multiplica sin mostrar síntomas visibles. El período de incubación dura entre cuatro y seis días. Los primeros síntomas visibles se manifiestan en forma de úlcera sobre la lengua o sobre la pared interna de la boca y suelen provocar dolor al bebé.

Esto provoca que a veces el bebé no pueda beber agua debido a la molestia de las llagas internas.

En el interior de la boca pueden salir llagas dolorosas y/o pequeñas ampollas en la palma de la mano o en la planta de los pies.

El bebé suele tener fiebre ligera durante tres o cuatro días causando un malestar general.

¿Cuáles son las causas?

El origen de esta enfermedad suele ser más común en verano y otoño. En este caso, el virus se puede contagiar por vía oral y/o orofecal.

¿Cómo combatir esta enfermedad?

Para reducir la posibilidad de contagio:
1. Se recomienda enseñar al niño a lavarse las manos cuidadosamente después de ir al baño y marcar “estrictas” normas de higiene.

Para no irritar ni empeorar las lesiones en la boca del niño:

1. Recomendamos comer alimentos fríos y semisólidas o líquidas.
2. Deben evitarse los alimentos picantes, salados y ácidos.
3. Después de las comidas el niño debe enjuagarse cuidadosamente la boca para eliminar los restos de comida.

En caso de fiebre alta:
1. Se puede administrar alguna dosis indicada por el pediatra.

Deja un comentario