Interpretar la etiqueta de los alimentos de tu bebé

¿Realmente estamos totalmente seguros de qué es lo que come nuestro bebé? Guiarnos únicamente por el aspecto del producto y su envoltorio es un error. La verdadera información de lo que se alimenta nuestro bebé la encontramos siempre en la etiqueta. Y ¿como interpretamos esta información? ¡Lo descubrimos en el blog de Bebesnuk!

Para elegir lo que comemos, muchas veces nos dejamos guiar por el aspecto que tiene y pasamos por alto aquello que realmente es importante: la etiqueta. Es donde se encuentra toda la información importante del producto.

Sabemos que puede resultar complicado interpretar toda esta cantidad de datos, pero aquí te enseñamos algunos consejitos para ayudarte.
Hay 5 factores esenciales a tener en cuenta a la hora de fijarnos en la etiqueta del producto de nuestro bebé:

  • Cuanto más legible sea la etiqueta, probablemente, más fresco será el producto. Cuanto menos compleja sea la información nutricional, menos sustancias químicas y azúcares tendrá el producto.
  • El etiquetado está obligado a definir las grasas vegetales empleadas. La mejor y más saludable es el aceite de oliva virgen extra.
  • En cuanto a la procedencia del producto, hay que tener en cuenta que cuanto más abiertamente muestre el origen del producto mejor. Si no es así, puede existir el riesgo que la procedencia y el lugar de envasado no coincida y esto supondrá que el alimento no sea fresco. Pasa mucho con la verdura y la fruta.
  • La etiqueta debe mostrar claramente la información sobre alérgenos.
  • Hay que intentar evitar los azúcares. Aunque son hidratos de carbono, solo aportan calorías vacías, además de provocar caries, obesidad o diabetes.
  • Ahora que ya tienes más información sobre como cuidar la alimentación de tu bebé, ¡es hora de que lo apliques! ¡Suerte mami!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *