portada-cambiar-panal

Consejos para cambiar el pañal

Cambiar un pañal pueda parecer relativamente sencillo. ¡Alba te cuenta sus trucos en el Diario de una mamá by NUK!

Recomendaciones previas

  • Empieza siempre con las manos muy limpias.
  • Ten siempre a mano 2 pañales limpios por si el bebé ensucia el primero.
  • Coge también entre 2 y 4 toallitas húmedas y sácalas del recipiente antes de empezar.
  • Dispón de crema pañalera si detectas que tu bebé tiene la piel muy irritada. Algunas mamás utilizan crema en todos los cambios. También es una opción.

El proceso del cambio

  • Coloca a tu bebé boca arriba en el cambiador o superficie segura, llana y sólida
  • Desnúdale de cintura para abajo, retira los adhesivos de cierre, ábrelo, levanta las piernas del bebé y cierra el pañal uniendo la parte delantera y la trasera.
  • Si hay deposiciones limpia la piel del bebé con la parte delantera del pañal, siempre de delante hacia atrás.
  • Levanta de nuevo sus piernas y límpiale el culito con las toallitas húmedas. Si es niña límpiala siempre de la vagina hacia el ano (de delante hacia atrás) para evitar infecciones. Si es niño limpia el pene y los pliegues sin forzar la separación entre el glande y el prepucio.
  • Seca cuidadosamente toda la piel, sobretodo los pliegues.
  • Aplícale crema alrededor del ano y la entrepierna.
  • Abre el pañal limpio y pónselo. Si es un niño asegúrate que el pene queda apuntando hacia abajo para que el pañal pueda retener su orina.
  • Cuando la parte delantera del pañal esté a la misma altura que la trasera ya puedes abrocharlo. Recuerda que no le apriete pero que quede lo suficientemente sujeto.

Y sobretodo acompaña todo este proceso con caricias, palabras bonitas, besitos y masajes.

¡No te pierdas este capítulo del Diario de una mamá by NUK y cuéntanos tu experiencia en nuestras redes sociales!

Deja un comentario