¿Tu niño pierde el apetito en verano?

¿Has observado que últimamente tu pequeño tiene menos apetito? No te preocupes, es normal. Descubre las causas de esta situación y conoce los remedios para que tu peque siga comiendo de todo.

En verano se gasta menos energía por lo que es normal que nuestro cuerpo, como el de los bebés, necesite ingerir menos cantidad de calorías a través de la alimentación.

Es normal que coman menos o con menos entusiasmo y por eso es importante no forzarles. Recomendamos respetar sus ritmos y su capacidad para regularse.

¿Qué debemos evitar en verano?

Los cambios en la alimentación del bebé o el destete deben evitarse en verano ya que el calor puede incomodar al bebé y provocar rechazo ante el nuevo alimento. Es mejor retrasar la introducción de nuevos alimentos hasta la vuelta a casa (si vienes de vacaciones) o cuando haya una rutina más tranquila.

¿Qué alternativas se recomiendan?

DESAYUNO
En verano, el mejor sustitutivo de la leche es el yogur o la fruta ya que resultan frescos y agradables para el bebé. El calcio que necesita puede venir de otros alimentos como el queso fresco, las verduras, legumbres, frutos secos, entre otros.

MERIENDA
Como sustitutivos de la leche o el yogur, recomendamos los helados de leche. Desde el punto de vista nutricional no aportan ventajas ni supone problemas en comparación con el yogur.
¡Pero, IMPORTANTE! El helado no puede sustituir una comida o una cena ya que su composición no es suficientemente equilibrada ni variada.

Si no le gusta ni la fruta ni la verdura….
Recomendamos que beba agua mineral con un residuo fijo más elevado de lo normal. La carne, el pescado, los huevos o el queso son alimentos ricos en sales y compensan los minerales que se han perdido con el sudor.

¿Y para beber?

La mejor bebida para el niño es sin duda el agua ya que no aporta calorías ni tampoco dificulta la digestión. Recomendamos evitar las bebidas con gas. Por otro lado, los zumos de frutas son excelentes si están compuestos 100% de fruta y no contienen azúcares añadidos.

¡Ya lo tienes todo bien claro para afrontar un nuevo verano lleno de calor con tu peque! Esperamos que estos consejos te sirvan y os lo paséis en grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *