Preguntas y respuestas sobre conservar la leche

1. ¿En qué casos es necesario recoger y conservar la leche?

En algunas ocasiones, por diversos motivos, no es posible dar el pecho. En estos casos, es conveniente extraerla y conservarla correctamente para que el recién nacido pueda alimentarse y beneficiarse de sus valiosos nutrientes. Algunas situaciones en las que es apropiado extraer y conservar la leche materna son las siguientes:

  • Cuando a la madre no le es posible ofrecer directamente algunas tomas al bebé.
  • Aparición de mastits, absceso mamario o grietas en los pezones y otras anomalías en el pecho de la madre.
  • En casos de bebés prematuros, bebés con labio leporino, fisura palatina y mandíbula hendida.

2. ¿Cómo hay que conservar la leche materna una vez recogida?

La leche materna puede conservarse mediante su refrigeración. En este sentido, podemos encontrar distintos envases aptos para la conservación de esta leche.
El recipiente para la extracción de leche materna es el que se ha venido utilizando tradicionalmente. Es un recipiente diseñado todo-en-uno apto para la extracción, almacenamiento (congelación) y la alimentación. La principal ventaja de este producto es que permite extraer, conservar y alimentar en un mismo recipiente, sin que sea necesario transferir el contenido a otro recipiente.
Actualmente, también existen en el mercado las Bolsas de Leche Materna. Son bolsas estériles y de un solo uso. Tienen una superficie horizontal mayor, que permite una más rápida congelación y descongelación, logrando una conservación óptima de las propiedades de la leche y evitando su deterioro. Se caracterizan por ser higiénicas, económicas y muy prácticas, ya que son fácilmente apilables, disponen de un campo para escribir los datos de extracción, una escala de volumen y una apertura que facilita el llenado del biberón.

3. ¿Cuánto tiempo puede conservarse la leche materna una vez extraída y en qué condiciones?

En el tiempo máximo de conservación de la leche materna depende de si la conservaremos en nevera o en congelador. En caso de conservarse en la nevera, la leche extraída podrá permanecer entre 12 y 24h, según la temperatura. Si la conservamos en el congelador, puede conservarse hasta dos meses.

4. ¿Cómo descongelar la leche materna y cómo calentarla una vez descongelada?

La leche materna congelada, se descongela sacándola del congelador y dejándola a temperatura ambiente, pero nunca se debe descongelar ni al fuego, ni al horno, ni en el microondas, pues, con la cocción, se perderían la mayoría de sus nutrientes.
Otro dato importante a tener en cuenta es que la leche descongelada se puede conservar hasta 24h en la nevera, pero nunca se puede volver a congelar una vez haya sido descongelada.
Por otro lado, la leche materna extraída se puede calentar de tres maneras diferentes:

  • Poniendo el recipiente en la bolsa de conservación de leche bajo el grifo con agua tibia.
  • Sumergiendo el recipiente o la bolsa de conservación de leche en un recipiente de agua tibia.
  • Poniendo el recipiente o la bolsa de conservación de la leche al baño María, sin dejar que la leche llegue a hervir, agitando la leche antes para probar su temperatura.

La leche nunca se debe calentar ni al fuego, ni al horno, ni al microondas, Lo ideal es ofrecérsela al bebé a temperatura ambiente.

Eugenia Bardina Cobacho
Matrona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *