10 mentiras sobre la lactancia materna

Actualmente existen muchos rumores sobre la lactancia materna y no todos son ciertos. Desde NUK queremos desmentir todos los mitos y explicaros los motivos ¿Os apuntáis?

La lactancia materna siempre ha generado debate y es importante dejarse informar por un profesional cuando exista cualquier duda. Así no se os escapará ningún detallito a tener en cuenta. ¡Vamos a desmentir los mitos!

1. Las grietas y el dolor son normales. Es importante ser consciente de que aunque amamantar pueda dolor, el dolor no debe ser lo normal. Lo ideal es consultar con el médico para detectar si algo no acaba de funcionar y hacer que la lactancia materna sea agradable tanto para el bebé como para la madre.

2. Dar el pecho es siempre bonito. La lactancia y la maternidad suponen un gran cambio personal para la mamá ya que existe la necesidad de estar pendiente 24h de las necesidades del bebé. La lactancia tiene momentos preciosos pero también requiere mucha paciencia y dedicación.

3. Tu leche no es de buena calidad. La glándula mamaria se encarga de fabricar la leche con una receta única. Las variaciones que pueden existir entre las leches de diferentes pechos a nivel de aporte calórico son mínimas. Si el pequeño no aumenta de peso lo mejor es hablar con un especialista para detectar las causas pero ninguna leche es de mala calidad.

4. Los pechos pequeños dan menos leche. La cantidad de leche de la madre no depende del tamaño de pecho en ningún caso.

5. Hay alimentos prohibidos. No existen alimentos prohibidos que la madre no pueda tomar durante la etapa de lactancia. Únicamente existen alimentos que pueden variar el sabor de la leche, posibilitando un mayor rechazo por parte del bebé.

6. Si enfermas, no puedes amamantar. Si la madre sufre una enfermedad común puede seguir dando el pecho. Sólo se debe extremar las medidas de higiene.

7. No es posible trabajar y dar el pecho al bebé. ¡Con un poco de organización todo es posible! Crear un plan personalizado os ayudará a organizar las tomas sin problema.

8. La leche ya no alimenta según la etapa. La leche es el único alimento que modifica su composición a medida que el bebé crece. Es un alimento de calidad para bebés de cualquier edad.

9. La lactancia durante el embarazo facilita el aborto. No existe ninguna evidencia que lo demuestre. Sólo debemos vigilar en caso de que aparezcan contracciones uterinas.

10. La lactancia “prolongada” no es buena. No hay evidencias de que la lactancia prolongada pueda dar problemas al bebé. La importante es que tanto la mamá como el bebé os sintáis cómodos.

Recordad que lo mejor es hablar con un médico especializado para resolver todas las dudas que tengáis. Este podrá analizar vuestro caso detenidamente y os aconsejará sobre todas las medidas a tomar para que vuestro peque crezca sano y fuerte.

¿Conocías algunos de estos mitos? ¡Comparte tu opinión con otras mamis en nuestros comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *