Inteligencia ecológica ¿Cómo inculcarla a los más pequeños?

¿Sabéis qué es la inteligencia ecológica? Es una actitud ideal para enseñar a nuestros peques a convivir con la naturaleza y el medioambiente.

¿Qué es la inteligencia ecológica?
Podemos definirlo como la actitud de convivir con la naturaleza y producir el menor daño en la misma. Es ser conscientes de las virtudes del medioambiente y respetarlo, escogiendo ser menos contaminantes en nuestro día a día.

Se trata de un cambio en nuestra mente, pensar de manera más ecológica y global. Demostrar que somos conscientes con el medioambiente con nuestras acciones diárias. Por eso, se trata de educar nuestras emociones y acciones para poco a poco contribuir en un cambio en el mundo.

¿Cómo podemos inculcar esta actitud a nuestros peques?
Nadie mejor que los padres para inculcar valores a los más pequeños. Valores que les acompañarán durante toda su vida.

Para conseguir que cuenten con inteligencia ecológica tenemos que promover pequeñas actitudes positivas hacia el medioambiente, de esta manera, crearán consciencia frente a la naturaleza y todos sus elementos.

Os damos algunas ideas para que vuestros peques empiezan a desarrollar la actitud:

  • Reutilización de productos: Hay un montón de materiales reciclados que podemos utilizar para hacer increíbles y divertidas manualidades. De esta manera asociarán el reciclaje como algo positivo.
  • Hacer excursiones por la naturaleza: Salir a dar largos paseos por la naturaleza de manera rutinaria hará que nuestros peques contacten con la naturaleza de manera más sencilla y natural.
  • Sembrar plantas o cuidar de un jardín: Cuidar de un pequeño jardín en familia hará que los niños aprendan mucho más sobre el medioambiente. Además…¡Ellos se lo pasarán genial!
  • Reciclaje: Enseñarlos a reciclar correctamente desde pequeños hará que adopten la acción como algo natural dentro de su rutina diaria.

Recuerda que los peques son todo ojos y la mejor manera para que aprendan es a través de la observación, por eso, os animamos a adoptar esta actitud y trabajarla en familia.

Y vosotros, ¿cómo ponéis vuestro granito de arena para conservar en medioambiente? 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *