¡Vamos de Picnic!

Uno de los planes que se añaden a nuestra lista durante la época estival, es sin duda, extender nuestro mantel bajo una buena sombra y disfrutar de los nuestros y del buen tiempo de una manera tan sencilla como especial.

Pero ¡alerta! hay que hacer una mínima preparación previa:

  • Elección del lugar. Podemos elegir ir a la aventura (siempre que vayamos súper preparados), pero quizá, la mejor opción, si vamos a pasar un día con nuestro bebé, será escoger con antelación el sitio y a continuación meter en la mochila todo lo que necesitemos.
  • Un buen mantel: lo suficientemente grande cómo para que no os falte sitio y podáis disponer de todo lo que necesitéis.
  • La conservación de los alimentos es un punto que deberemos tener muy en cuenta. Debemos evitar que la comida eleve su temperatura, además de utilizar recipientes herméticos para que la papilla, el puré o la fruta de nuestro peque no se oxide.
  • Hay una serie de alimentos que es mejor evitar. Es aconsejable que reservemos los platos de pescados y salsas para una comida en casa, sobretodo si contienen huevo.
  • Hidratación: ¡Súper importante! Agua, zumos… Que no se os olvide llevar unas buenas provisiones de líquido. En este caso, ¡más vale que sobre que no que falte!.
  • No os olvidéis de los juegos y los cuentos. La sobremesa es el momento ideal para tumbarse y dejar volar la imaginación.
  • Los picnics son momentos ideales para aprender del entorno. Deja que tu bebé explore y se empape de naturaleza.

¡Nosotros ya tenemos ganas de meter todo en nuestra cestita, ponerle una gorra a nuestro peque y salir a disfrutar!
¿Y vosotr@s? ¿Dónde llevaríais a vuestro peque para hacer un picnic?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *