La caries del biberón

Puede que no hayas oído hablar nunca de esta afección, así que vamos a explicarte brevemente en qué consiste y cómo podemos evitar que nuestro bebé se vea afectado.

Puede que la expresión “caries del biberón” nos confunda, pero debemos tener claro que este tipo de caries puede afectar tanto a bebés alimentados con biberón cómo a los lactantes.
La podremos detectar a través de unas manchitas blancas en los dientes, que pueden volverse más oscuras con el tiempo.

¿Por qué se produce?
La frecuencia de las tomas de leche, zumos o bebidas con un alto contenido azucarado, es muy alta, así que los dientes mantienen un contacto prolongado con esos líquidos.
Es muy importante mantener la higiene bucal de nuestro peque en perfecto estado para evitar futuros problemas dentales.
¿Cómo podemos evitarla?
Si tu bebé se ha quedado dormido con el biberón en la boca, retíraselo. No nos pongamos nerviosos, no pasa nada porque tu peque se duerma enganchado al bibe alguna vez, pero es mejor evitar que se acostumbre.
Mojar el chupete en algún líquido dulce o directamente en azúcar puede aumentar las posibilidades de contraer esta afección.
Si limpiamos los dientes o encías de nuestro bebé, estaremos previniendo cualquier enfermedad dental.

Y sobretodo, debemos enseñar a nuestro peque a cepillarse los dientes y visitar al dentista por primera vez entre los 6 y los 12 meses 🙂

¿Conocíais la caries del biberón?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *