Todo lo que debemos saber de la Dermatitis Atópica

En muchas ocasiones, nuestros peques sufren algunas dolencias que aunque frecuentes, nos dejan paralizados por el desconocimiento. A continuación, vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre la Dermatitis Atópica

Es probable que muchos desconozcamos el término Dermatitis Atópica, pero seguro que nos suena un poco más la palabra “eccema”.
Esta dolencia de la piel es muy común en la etapa infantil, aproximadamente un 10% de los niños pueden padecerla o llegar a hacerlo. Así que vamos a desentrañar los misterios de esta enfermedad paso a paso:

  • ¿Qué és la Dermatitis Atópica?
    Esta patología se caracteriza por manifestarse a través de la piel enrojecida y seca que produce un intenso picor.
  • ¿Cómo podemos detectarla?
    La característica más distintiva es una piel extremadamente seca.
    En los bebés, es posible que podamos detectarla a través de rojeces y eccemas en las mejillas, y a medio plazo en brazos y pecho.
    En peques un poquito más mayores, podemos localizar estas rojeces en los pliegues de los brazos, rodillas o incluso en los párpados.
  • ¿A qué se debe su aparición?
    Es importante observar cualquier anomalia en la piel de tu bebé. Prevenir será clave para que la dolencia no aumente.Importante: un humedad muy baja y el uso de jabones fuertes pueden aumentar la virulencia de la enfermedad.
    Algunos desencadenantes provocados por la Dermatitis Atópica:
    • – Alergia al huevo y a la proteina de leche de vaca
      – Aumento de la temperatura corporal y de la sudoración
      – Posibilidad de desarrollar alergias

  • Vale, y ahora…¿Cómo tratamos la Dermatitis Atópica?
    • – Lo más importante: HIDRATAR a tu peque cómo mínimo dos veces al día, con aceites y cremas específicos para está patología.
      – Los baños mejor cortos y con agua no muy caliente. El agua y el calor no ayudan en la mejoría de la Dermatitis.
      Olvidar los jabones y perfumes fuertes.
      – Escojamos ropa 100% algodón para nuestro peque.
      – Si no queremos que nuestro peque se rasque y se haga daño, debemos cortar sus uñas con frecuencia, así evitaremos heridas.
      – El control médico es esencial.

  • Esperamos que vuestras dudas sobre la Dermatitis Atópica hayan quedado resueltas. Ya sabemos que una buena prevención y plan de acción delante de un brote es esencial. ¡Y los mimos también!