La primera visita al dentista

La primera vez de vuestro bebé en todo lo que aprende o vive se convierte en una experiencia importantísima. Ir al dentista por primera vez forma parte de esas vivencias y es conveniente tener toda la información necesaria. A continuación, te damos las claves.

El dentista suele producir cierto temor en niños e incluso en adultos. Enfocar la relación de tu peque con el odontólogo de una manera natural y sin infundir temor es esencial para acoger la experiencia con normalidad y sin miedo. ¿Cómo hacerlo?

    Escoge algún juego que le motive o algún juguete para que pueda asociar la visita con algo positivo.
    Iniciar las visitas al dentista cuando vuestro peque cumpla un año le ayudará a integrar esta experiencia dentro de la normalidad.
    – Enseñarle, poco a poco, la importancia de la higiene bucodental . Si todo está bien, ¡la visita al dentista será solo un paseo!
    No utilizar al odontólogo cómo una figura que pueda infundir temor con comentarios como: ¡si no te lavas los dientes, se te van a picar!

¿Por qué es importante la primera visita al dentista?

Tal y cómo hemos comentado, la edad ideal para llevar a tu bebé será al cumplir un año.
El odontólogo podrá valorar la salud dental de tu peque , dando solución a posibles caries del biberón, valorando el crecimiento y posición de los dientes de tu bebé y dando recomendaciones para la óptima higiene de su boca y sus dientes.

¿Qué podemos hacer nosotros?

Es recomendable limpiar la boca del bebé incluso antes de la aparición del primer diente . Lo podremos hacer con una gasa después de cada biberón.
Cuando nuestro peque tenga dientes , ya podemos regalarle su primer cepillo y su dentífrico bajo en flúor (recordemos que no podemos utilizar el mismo dentífrico que usamos nosotros). Hasta que el peque cumpla dos años, el cepillado de dientes se debe realizar sin dentífrico.

Y recuerda que las revisiones al dentista deben ser periódicas, aunque aparentemente no haya ningún problema.
Y vosotros, ¿ya habéis afrontado vuestra primera visita al dentista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *