Primeras semanas con un bebé en cuarentena

Hoy me paso por aquí para explicaros cómo están siendo estas primeras semanas de India viviendo en estado de alarma por esta pandemia.

Como algunos ya sabréis, mi hija nació la madrugada del 25 de Marzo. El día 26 nos dieron el alta precoz hospitalaria y pudimos irnos a casa ya que el parto había ido genial y tanto ella como yo nos encontrábamos en perfecto estado.

Al día siguiente, a las 48 horas de vida de India, vino una comadrona a casa para hacer las pruebas pertinentes y así poder llevar un buen control del estado de la pequeña. Esa ha sido la única visita que hemos recibido en casa, ni familiares, ni amigos, nadie más ha podido venir a conocerla. Es una situación que como ya imaginareis se me hace muy extraña, ya que nada es como habíamos pensado.

Hace unos meses imaginaba sus primeros días de vida rodeados de toda nuestra gente, visualizaba el sofá de casa con mis amigas sentadas mirando a India, con mis hermanas y mis sobrinas jugando con ella, con mi madre sosteniéndola en brazos, me imaginaba abriendo sus primeros regalos… pero la realidad es bien diferente. Y os prometo que no estoy triste por ello. Como siempre digo soy de las personas que prefieren ver el vaso medio lleno y eso es lo que estoy intentando hacer durante todo este confinamiento.

No os voy a negar mis ganas inmensas de poder vivir esos momentos pero soy muy consciente de la situación y se que todo eso tendrá que esperar. Mientras tanto seguiremos disfrutando de la tranquilidad de estar en casa, seguiremos haciendo esas videollamadas con toda la familia. Esas llamadas en las que la pantalla del móvil o del ordenador se llena de ventanitas con las caras de mis seres queridos. Llamadas de las que no te enteras de nada porque todos hablamos al mismo tiempo pero en las que todos sonreímos de oreja a oreja al vernos. Y es que ha llegado el momento en el que no importante tanto el qué tenemos que decirnos sino el poder vernos, tan solo con eso nos basta.

Si hago un análisis de la situación, llego a la conclusión de que en el fondo esto es lo que necesita un bebé, tranquilidad, el calor de su hogar y el contacto continuo con su mamá, nada más que eso. Este virus nos ha robado muchas cosas, pero también nos ha regalado otras, el estar confinados en casa nos permite disfrutar de esa calma, nos da todo el tiempo del mundo para nosotras, para conocernos cada día un poquito más, para descansar y para disfrutar de esta etapa del bebé tan bonita y que dura tan poco.

Esto acabará y podremos salir a pasear sin miedo, podremos recibir esas visitas de familiares y amigos que tanto echamos de menos. Mientras tanto nos conformamos con esos ratitos de juego y sol en el jardín de casa.

Fdo: Sara Gutierrez, enfermera y mamá
Puedes seguirla en su cuenta de Instagram: @saraguchi84

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *




Roche Diagnostics, S.L.U. (con domicilio en Avda. de la Generalitat 171-173, 08174 Sant Cugat del Vallès, Barcelona) podrá tratar los datos que nos proporcione en su solicitud, así como aquellos datos adicionales que se generen fruto de la misma, con el fin de gestionar la solicitud, servicio, consulta o adquisición que realiza; cumplir con nuestras obligaciones legales y/o regulatorias; en su caso, enviarle información sobre productos y/o servicios similares a los adquiridos o preguntarle sobre su experiencia y opinión, en base a nuestro interés legítimo; y únicamente, en caso que usted consienta, enviarle información sobre noticias, novedades sobre desarrollos de productos, formaciones y/o eventos que le puedan resultar de interés. Para obtener más información sobre cómo tratamos sus datos y cómo ejercer sus derechos, consulte nuestra política de privacidad.